El cáncer de mama no discrimina edad, condición social, ni sexo. A pesar de ello, las mujeres son las más afectadas, con una tasa de mortalidad del 70%, según cifras de la Organización Mundial de Salud. Las famosas no son una excepción: así como existen milagros en otros aspectos de la vida, hay quienes pudieron luchar contra esta maligna enfermedad y salir victoriosas.


Te dejamos a continuacion una lista con mujeres que seguramente has escuchado o visto en algun programa y que pasaron por esta enfermedad.  al final del articulo se contestan algunas preguntas sobre esta.




En la actualidad, son miles las mujeres comunes y corrientes que padecen cáncer de mama, quienes no se realizan el auto-examen (palpamiento de los senos) y mucho menos van al médico a revisar su estado respecto de este tema.

A continuación te presentamos a algunas de las famosas que han luchado contra el cáncer:

1. Kylie Minogue: cantante y reconocida artista de nacionalidad australiana, descubrió que tenía cáncer en el año 2005. Después de un exhaustivo tratamiento y quimioterapia, pudo mejorarse y continúa su carrera en plenitud.

2. Olivia Newton-John: actriz y cantante norteamericana que se hizo famosa con su papel de Sandy en Grease. A los 44 años (1992) fue diagnosticada de cáncer en la mama derecha. Luego de un año en quimioterapia y varias otras técnicas naturales venció la enfermedad, que le sirvió de inspiración para su disco “Más fuerte que antes”, lanzado el 2005. A la par de su carrera artística, ayuda en los hospitales al cuidado de enfermos de cáncer.

3. Christina Applegate: la popular Kelly Bundy de la serie Matrimonio con hijos recibió su diagnóstico en el año 2008, cuando tenía 36 años. Su cáncer de mama fue detectado a tiempo, lo cual permitió que su tratamiento fuese efectivo. Como muchas otras, ella también optó por una doble mastectomía.

4. Cynthia Nixon: “Miranda” en Sex and the City fue una de las víctimas de esta enfermedad y gracias a un diagnóstico oportuno pudo recuperarse.

5. Soraya: cantante norteamericana-colombiana, es un ejemplo de la lucha contra el cáncer de mama. Fue diagnosticada el 2000 y durante seis años se embarcó en un tratamiento para ganarle a la enfermedad. Tuvo doble mastectomía, reconstrucción, radiación y quimioterapia. Se convirtió en vocera latina de la Susan G. Komen Breast Cancer Foundation (fundación contra el cáncer de mama Susan G. Komen). Recorrió todo América para trabajar en campañas contra el cáncer; sin embargo, el 2006 murió producto de esta terrible enfermedad.

En definitiva, nadie está libre y así como hay quienes padecieron esta incómoda enfermedad y ganaron; hay otras que decidieron voluntariamente someterse a una mastectomía, como Angelina Jolie y Sharon Osbourne, la esposa de Ozzy Osbourne. Así como ellas, hay otros ejemplos de vida anónimos.

 

¿Qué es la mamografía?

Es una radiografía de las mamas que permite que las anormalidades del tejido mamario -tanto benignas como malignas- puedan ser detectadas cuando su diámetro es aún muy pequeño (milimétrico).

Para realizarla y asegurar su calidad, cada mama debe ser fi jada y comprimida en un equipo diseñado para ello. Así se obtienen a lo menos dos vistas de cada glándula, en distintas posiciones, para asegurar que todo el tejido sea examinado.

Hoy existe también la mamografía digital. Ésta tiene mejor resolución y permite amplificar el tamaño de la imagen o aumentar su contraste, lo que facilita la detección de las lesiones. Sin embargo, a juicio de la doctora Razmilic “una mamografía convencional bien hecha es tan buena como una digital”.

¿Sirve el autoexamen?

Antiguamente se creía que este método era una buena forma de prevenir el cáncer mamario. Hoy las cosas han cambiado. “El autoexamen ya no se recomienda como medida de detección precoz, porque no se ha demostrado que disminuya la mortalidad. Esto ocurre porque cuando la mujer se encuentra un nódulo está llegando tarde. Además, es díficil que ella se dé cuenta si es un cáncer, un quiste o un fibroadenoma, tumor benigno común en las mujeres menores de 30 años”, explica el doctor Camus.
Con la mamografía, en cambio, la lesión se distingue en pacientes asintomáticas por muy pequeña que sea. Esto permite actuar a tiempo.

Cuándo preocuparse

Existen diversos factores de riesgo que aumentan las posibilidades de padecer cáncer de mama. Entre ellos están:

  • Predisposición genética: mutaciones en los genes BRCA1 y BRCA2 que pueden determinarse mediante un estudio genético realizado por expertos. Si existe alteración, las probabilidades de desarrollar cáncer crecen entre un 50 a 90 por ciento.
  • Historia familiar: madre, hermana o hija con la enfermedad. El riesgo es mayor si el diagnóstico se produjo antes de la menopausia.
  • Antecedente personal de cáncer de mama: haber sufrido esta patología con anterioridad.
  • Edad: las posibilidades aumentan a medida que se envejece. La mayoría de los casos aparece en mujeres de más de 50 años.
  • Género: las mujeres tienen 200 veces más probabilidades de sufrir cáncer mamario que los hombres. Factores hormonales: menarquia precoz (pacientes cuya primera menstruación se dio antes de los 11 años),
  • menopausia tardía (después de los 54 años), nuliparidad (mujeres que no han tenido hijos), primer embarazo después de los 35 años y periodo de lactancia (no amamantar aumenta el riesgo).
  • Terapia de reemplazo hormonal: en la mujer menopáusica, por más de cinco años. Se recomienda hacer una mamografía antes de empezar con este tratamiento y posteriormente una anual.

 

Llama a los teléfonos 41 223 75 77 o al 41 225 75 30 y solicita tu hora te atención ahora.

 

Copyright © 2017. INDIMED. Tucapel #361, Concepcion.CHILE. Fono Ecografias: +56 (41) 2237577 .:. +56 (41) 2257530 // Fono Consulta Medica: +56 (41) 2243388